Dos exhortaciones a los miembros de Corinto ( 1ª Corintios 12: 20-31)

Dejamos a su disposición el Mensaje correspondiente al Domingo 24 de Mayo del 2015, esperando sea de bendición y enseñanza.

http://www.mediafire.com/listen/h5sb2zt7hjnlb81/1%C2%AA+CORINT+12+DEL+20+AL+31.mp3

TEXTO DE LA BIBLIA:

1Co 12:20 Pero ahora son muchos los miembros, pero el cuerpo es uno solo.
1Co 12:21 Ni el ojo puede decir a la mano: No te necesito, ni tampoco la cabeza a los pies: No tengo necesidad de vosotros.
1Co 12:22 Antes bien los miembros del cuerpo que parecen más débiles, son los más necesarios;
1Co 12:23 y a aquellos del cuerpo que nos parecen menos dignos, a éstos vestimos más dignamente; y los que en nosotros son menos decorosos, se tratan con más decoro.
1Co 12:24 Porque los que en nosotros son más decorosos, no tienen necesidad; pero Dios ordenó el cuerpo, dando más abundante honor al que le faltaba,
1Co 12:25 para que no haya desavenencia en el cuerpo, sino que los miembros todos se preocupen los unos por los otros.
1Co 12:26 De manera que si un miembro padece, todos los miembros se duelen con él, y si un miembro recibe honra, todos los miembros con él se gozan.
1Co 12:27 Vosotros, pues, sois el cuerpo de Cristo, y miembros cada uno en particular.
1Co 12:28 Y a unos puso Dios en la iglesia, primeramente apóstoles, luego profetas, lo tercero maestros, luego los que hacen milagros, después los que sanan, los que ayudan, los que administran, los que tienen don de lenguas.
1Co 12:29 ¿Son todos apóstoles? ¿son todos profetas? ¿todos maestros? ¿hacen todos milagros?
1Co 12:30 ¿Tienen todos dones de sanidad? ¿hablan todos lenguas? ¿interpretan todos?
1Co 12:31 Procurad, pues, los dones mejores. Mas yo os muestro un camino aun más excelente.

20150524_115017[1]

 

Una expectativa del cielo : Buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. (Colosenses 3:1)

El apóstol Pablo estaba interesado en el cielo; tuvo pocas comodidades terrenales. Fue golpeado, apedreado, dado por muerto, privado de lo más necesario y a menudo decepcionado por las personas. Pero no tenía interés en las sensaciones placenteras: él solo quería llevar una vida productiva en pos de su meta celestial.

 

Nosotros debemos tener ese mismo interés si anhelamos nuestra recompensa celestial. Cristo es del cielo y está en el cielo. El cielo es su lugar, y como somos suyos, el cielo también es nuestro lugar. Si estamos interesados en ser semejantes a Él, estaremos lógicamente interesados en el cielo. Lo que ocurre allí debe ser más importante para nosotros que lo que ocurre aquí.

 

www.gracia.org

Pablo va a Macedonia, lugar designado por Dios (Hecho 16: 6- 34)

Dejamos a disposición el mensaje correspondiente al Domingo 17 de Mayo del 2015, con el Pastor Invitado de la Iglesia de Don Torcuato,  Reinaldo, espernado sea de bención y enseñanza.

TEXTO DE LA BIBLIA:

http://www.mediafire.com/listen/sdl3wr365flhm75/Hechos+16+Pastor+Reinaldo.mp3

Hch 16:6 Y atravesando Frigia y la provincia de Galacia, les fue prohibido por el Espíritu Santo hablar la palabra en Asia;
Hch 16:7 y cuando llegaron a Misia, intentaron ir a Bitinia, pero el Espíritu no se lo permitió.
Hch 16:8 Y pasando junto a Misia, descendieron a Troas.
Hch 16:9 Y se le mostró a Pablo una visión de noche: un varón macedonio estaba en pie, rogándole y diciendo: Pasa a Macedonia y ayúdanos.
Hch 16:10 Cuando vio la visión, en seguida procuramos partir para Macedonia, dando por cierto que Dios nos llamaba para que les anunciásemos el evangelio.
Hch 16:11 Zarpando, pues, de Troas, vinimos con rumbo directo a Samotracia, y el día siguiente a Neápolis;
Hch 16:12 y de allí a Filipos, que es la primera ciudad de la provincia de Macedonia, y una colonia; y estuvimos en aquella ciudad algunos días.
Hch 16:13 Y un día de reposo salimos fuera de la puerta, junto al río, donde solía hacerse la oración; y sentándonos, hablamos a las mujeres que se habían reunido.
Hch 16:14 Entonces una mujer llamada Lidia, vendedora de púrpura, de la ciudad de Tiatira, que adoraba a Dios, estaba oyendo; y el Señor abrió el corazón de ella para que estuviese atenta a lo que Pablo decía.
Hch 16:15 Y cuando fue bautizada, y su familia, nos rogó diciendo: Si habéis juzgado que yo sea fiel al Señor, entrad en mi casa, y posad. Y nos obligó a quedarnos.
Hch 16:16 Aconteció que mientras íbamos a la oración, nos salió al encuentro una muchacha que tenía espíritu de adivinación, la cual daba gran ganancia a sus amos, adivinando.
Hch 16:17 Esta, siguiendo a Pablo y a nosotros, daba voces, diciendo: Estos hombres son siervos del Dios Altísimo, quienes os anuncian el camino de salvación.
Hch 16:18 Y esto lo hacía por muchos días; mas desagradando a Pablo, éste se volvió y dijo al espíritu: Te mando en el nombre de Jesucristo, que salgas de ella. Y salió en aquella misma hora.
Hch 16:19 Pero viendo sus amos que había salido la esperanza de su ganancia, prendieron a Pablo y a Silas, y los trajeron al foro, ante las autoridades;
Hch 16:20 y presentándolos a los magistrados, dijeron: Estos hombres, siendo judíos, alborotan nuestra ciudad,
Hch 16:21 y enseñan costumbres que no nos es lícito recibir ni hacer, pues somos romanos.
Hch 16:22 Y se agolpó el pueblo contra ellos; y los magistrados, rasgándoles las ropas, ordenaron azotarles con varas.
Hch 16:23 Después de haberles azotado mucho, los echaron en la cárcel, mandando al carcelero que los guardase con seguridad.
Hch 16:24 El cual, recibido este mandato, los metió en el calabozo de más adentro, y les aseguró los pies en el cepo.
Hch 16:25 Pero a medianoche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios; y los presos los oían.
Hch 16:26 Entonces sobrevino de repente un gran terremoto, de tal manera que los cimientos de la cárcel se sacudían; y al instante se abrieron todas las puertas, y las cadenas de todos se soltaron.
Hch 16:27 Despertando el carcelero, y viendo abiertas las puertas de la cárcel, sacó la espada y se iba a matar, pensando que los presos habían huido.
Hch 16:28 Mas Pablo clamó a gran voz, diciendo: No te hagas ningún mal, pues todos estamos aquí.
Hch 16:29 El entonces, pidiendo luz, se precipitó adentro, y temblando, se postró a los pies de Pablo y de Silas;
Hch 16:30 y sacándolos, les dijo: Señores, ¿qué debo hacer para ser salvo?
Hch 16:31 Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa.

Soldados en una guerra santa: Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad. (Efesios 6:14)

Nuestra sociedad no contribuye a que las personas sean más semejantes a Cristo. Vivimos en lo que se ha calificado de una cultura en la que todo se percibe por los sentidos porque la mayoría de las personas están más interesadas en las emociones placenteras que en los esfuerzos productivos; buscan más la comodidad que la realización. Tal perspectiva ha influido aun en la iglesia, que sufre de una apatía que causa consternación. Hemos olvidado que somos soldados en una guerra santa.

 

Como lo indica el versículo de hoy, lo primero que un soldado se ponía antes de entrar en batalla era un cinturón alrededor de su cintura. Lo ceñía tanto como podía y tiraba de las puntas de su túnica hacia arriba por el cinturón de modo que pudiera tener completa libertad de movimiento en el combate cuerpo a cuerpo. El cinto de la verdad no es una pieza de la armadura, porque no puede protegernos directamente. Pero sí indica que tenemos que pensar seriamente en la batalla y procurar alcanzar la victoria

 

www.gracia.org

Los enemigos de la cruz : Por ahí andan muchos, de los cuales os dije muchas veces, y aun ahora lo digo llorando, que son enemigos de la cruz de Cristo. (Filipenses 3:18)

Los más peligrosos enemigos de la causa de Cristo no son quienes se oponen públicamente al evangelio, sino quienes simulan ser amigos de Cristo, dicen identificarse con Él y, en algunos casos, llegan a puestos de liderazgo espiritual.

 

Estar en guardia contra los enemigos ocultos es un tema constante en el Nuevo Testamento. Jesús dijo: “Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces” (Mt. 7:15). También predijo que en los últimos días “muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos” (Mt. 24:11).

 

El apóstol Pablo se enfrentó constantemente a la influencia de los falsos maestros. Les advirtió a los ancianos de Éfeso: “Por tanto, velad, acordándoos que por tres años, de noche y de día, no he cesado de amonestar con lágrimas a cada uno” (Hch. 20:31). ¿Quiere saber cómo adquirir la capacidad de distinguir a los enemigos de la cruz? Conozca la Palabra. Si usted no conoce la Palabra, se arriesga a que lo engañen.

www.gracia.org

VERDADES QUE DEBEMOS CONOCER ACERCA DE NUESTRA PARTE EN EL CUERPO DE CRISTO. 1a CORINTIOS 12:12-19

Dejamos a su disposición el mensaje correspondiente al Domingo 10 de Mayo de 2015, esperando que sea de bendición y enseñanza.

http://www.mediafire.com/listen/l1aiogrbfb5voc7/1+Corintios+12+12-19+Verdades+que+debemos+conocer+acerca+de+nuestra+parte+en+el+cuerpo+de+Cristo.mp3

 

 

TEXTO DE LA BIBLIA

 

12. Porque así como el cuerpo es uno, y tiene muchos miembros, pero todos los miembros del cuerpo, siendo muchos, son un solo cuerpo, así también Cristo.

13. Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo, sean judíos o griegos, sean esclavos o libres; y a todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu.

14. Además, el cuerpo no es un solo miembro, sino muchos.

15. Si dijere el pie: Porque no soy mano, no soy del cuerpo, ¿por eso no será del cuerpo?

16. Y si dijere la oreja: Porque no soy ojo, no soy del cuerpo, ¿por eso no será del cuerpo?

17. Si todo el cuerpo fuese ojo, ¿dónde estaría el oído? Si todo fuese oído, ¿dónde estaría el olfato?

18. Mas ahora Dios ha colocado los miembros cada uno de ellos en el cuerpo, como él quiso.

19. Porque si todos fueran un solo miembro, ¿dónde estaría el cuerpo?

LA DIVERSIDAD DE DONES EN EL DESARROLLO DE LA IGLESIA PRIMITIVA (1ª Corintios 12:8 al 11)

Dejamos a su disposición el mensaje correspondiente al Domingo 3 de Mayo del 2015, esperando sea de enseñanza y bendición.

http://www.mediafire.com/listen/3r1ryzo6pza4yfz/1%C2%AA+CORINT+12.8+AL+11.mp3

TEXTO DE LA BIBLIA:

1Co 12:8 Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu;
1Co 12:9 a otro, fe por el mismo Espíritu; y a otro, dones de sanidades por el mismo Espíritu.
1Co 12:10 A otro, el hacer milagros; a otro, profecía; a otro, discernimiento de espíritus; a otro, diversos géneros de lenguas; y a otro, interpretación de lenguas.
1Co 12:11 Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere.

 

DIVERSIDAD EN UNIDAD PARA LA EDIFICACION DE LA IGLESIA 1a CORINTIOS 12:4-7

Dejamos a su disposición el mensaje correspondiente al Domingo 26 de abril de 2015, esperando que sea de bendición y enseñanza.

http://www.mediafire.com/listen/ae5aj9m1gezjjg4/1_Corintios_12;_4-7_Diversidad_en_unidad_para_la_edificacion_de_la_Iglesia.mp3

 

TEXTO DE LA BIBLIA

 

4. Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo.

5. Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo.

6. Y hay diversidad de operaciones, pero Dios, que hace todas las cosas en todos, es el mismo.

7. Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho

¿Cómo enfrentar y vencer el temor? (Salmo 56:1-13)

Tubimos la visita del Pastor Jorge López de la Iglesia de Villa de Mayo y dejamos a su disposición el mensaje correspondiente al Domingo 19 de Abril del 2015, esperando sea de bendición y enseñanza.

http://www.mediafire.com/listen/v55zp4bzbgpsz7z/SALMO+56+Como+enfrentar+y+vencer+el+temor.mp3

TEXTO DE LA BIBLIA:

Sal 56:1
Al músico principal; sobre La paloma silenciosa en paraje muy distante. Mictam de David, cuando los filisteos le prendieron en Gat.

Ten misericordia de mí, oh Dios, porque me devoraría el hombre;
Me oprime combatiéndome cada día.
Sal 56:2 Todo el día mis enemigos me pisotean;
Porque muchos son los que pelean contra mí con soberbia.
Sal 56:3 En el día que temo,
Yo en ti confío.
Sal 56:4 En Dios alabaré su palabra;
En Dios he confiado; no temeré;
¿Qué puede hacerme el hombre?
Sal 56:5 Todos los días ellos pervierten mi causa;
Contra mí son todos sus pensamientos para mal.
Sal 56:6 Se reúnen, se esconden,
Miran atentamente mis pasos,
Como quienes acechan a mi alma.
Sal 56:7 Pésalos según su iniquidad, oh Dios,
Y derriba en tu furor a los pueblos.
Sal 56:8 Mis huidas tú has contado;
Pon mis lágrimas en tu redoma;
¿No están ellas en tu libro?
Sal 56:9 Serán luego vueltos atrás mis enemigos, el día en que yo clamare;
Esto sé, que Dios está por mí.
Sal 56:10 En Dios alabaré su palabra;
En Jehová su palabra alabaré.
Sal 56:11 En Dios he confiado; no temeré;
¿Qué puede hacerme el hombre?
Sal 56:12 Sobre mí, oh Dios, están tus votos;
Te tributaré alabanzas.
Sal 56:13 Porque has librado mi alma de la muerte,
Y mis pies de caída,
Para que ande delante de Dios
En la luz de los que viven.

20150419_115645[1]