DOS GRANDES CONTRASTES ENTRE UN INGRATO Y UN AGRADECIDO: LUCAS 7 DEL 36 AL 50

DOS GRANDES CONTRASTES ENTRE UN INGRATO Y UN AGRADECIDO: LUCAS 7 DEL 36 AL 50

Dejamos a su disposición el mensaje correspondiente al Domingo 19 de Junio del 2016, a cargo del Pastor Cristián Rivero, esperando sea de bendición y enseñanza.

http://www.mediafire.com/download/ehoyp99lb2l5hll/Lucas+7%3B36-50+DOS+GRANDES+CONTRASTES+ENTRE+UN+INGRATO+Y+UN+AGRADECIDO.mp3

TEXTO DE LA BIBLIA:

Luc 7:36 Y le rogó uno de los Fariseos, que comiese con él. Y entrado en casa del Fariseo, sentóse á la mesa.
Luc 7:37 Y he aquí una mujer que había sido pecadora en la ciudad, como entendió que estaba á la mesa en casa de aquel Fariseo, trajo un alabastro de ungüento,
Luc 7:38 Y estando detrás á sus pies, comenzó llorando á regar con lágrimas sus pies, y los limpiaba con los cabellos de su cabeza; y besaba sus pies, y los ungía con el ungüento.
Luc 7:39 Y como vió esto el Fariseo que le había convidado, habló entre sí, diciendo: Este, si fuera profeta, conocería quién y cuál es la mujer que le toca, que es pecadora.
Luc 7:40 Entonces respondiendo Jesús, le dijo: Simón, una cosa tengo que decirte. Y él dice: Di, Maestro.
Luc 7:41 Un acredor tenía dos deudores: el uno le debía quinientos denarios, y el otro cincuenta;
Luc 7:42 Y no teniendo ellos de qué pagar, perdonó á ambos. Di, pues, ¿cuál de éstos le amará más?
Luc 7:43 Y respondiendo Simón, dijo: Pienso que aquél al cual perdonó más. Y él le dijo: Rectamente has juzgado.
Luc 7:44 Y vuelto á la mujer, dijo á Simón: ¿Ves esta mujer? Entré en tu casa, no diste agua para mis pies; mas ésta ha regado mis pies con lágrimas, y los ha limpiado con los cabellos.
Luc 7:45 No me diste beso, mas ésta, desde que entré, no ha cesado de besar mis pies.
Luc 7:46 No ungiste mi cabeza con óleo; mas ésta ha ungido con ungüento mis pies.
Luc 7:47 Por lo cual te digo que sus muchos pecados son perdonados, porque amó mucho; mas al que se perdona poco, poco ama.
Luc 7:48 Y á ella dijo: Los pecados te son perdonados.
Luc 7:49 Y los que estaban juntamente sentados á la mesa, comenzaron á decir entre sí: ¿Quién es éste, que también perdona pecados?
Luc 7:50 Y dijo á la mujer: Tu fe te ha salvado, ve en paz.

Author: IBM San Miguel