DOS RAZONES POR LA CUAL LOS LAZOS ESPIRITUALES SON MÁS FUERTES QUE LOS LAZOS SANGUINEOS: LUCAS 8 DEL 19 AL 21

DOS RAZONES POR LA CUAL LOS LAZOS ESPIRITUALES SON MÁS FUERTES QUE LOS LAZOS SANGUINEOS: LUCAS 8 DEL 19 AL 21

Dejamos a su disposición el mensaje correspondiente al Domingo 17 de Julio del 2016, a cargo del Pastor Adrián Andrada, esperando sea de bendición y enseñanza.

http://www.mediafire.com/download/iuy1s45v8bqce6c/Lucas+8+del+19+al+21+DOS+RAZONES+POR+LA+CUAL+LOS+LAZOS+ESPIRITUALES+SON+M%C3%81S+FUERTES.mp3

TEXTO DE LA BIBLIA:

Luc 8:19 Y vinieron á él su madre y hermanos; y no podían llegar á el por causa de la multitud.
Luc 8:20 Y le fué dado aviso, diciendo: Tu madre y tus hermanos están fuera, que quieren verte.
Luc 8:21 El entonces respondiendo, les dijo: Mi madre y mis hermanos son los que oyen la palabra de Dios, y la ejecutan.

Mar 3:20 Y agolpóse de nuevo la gente, de modo que ellos ni aun podían comer pan.
Mar 3:21 Y como lo oyeron los suyos, vinieron para prenderle: porque decían: Está fuera de sí.

Mar 3:22 Y los escribas que habían venido de Jerusalem, decían que tenía á Beelzebub, y que por el príncipe de los demonios echaba fuera los demonios.
Mar 3:23 Y habiéndolos llamado, les decía en parábolas: ¿Cómo puede Satanás echar fuera á Satanás?
Mar 3:24 Y si algún reino contra sí mismo fuere dividido, no puede permanecer el tal reino.
Mar 3:25 Y si alguna casa fuere dividida contra sí misma, no puede permanecer la tal casa.
Mar 3:26 Y si Satanás se levantare contra sí mismo, y fuere dividido, no puede permanecer; antes tiene fin.
Mar 3:27 Nadie puede saquear las alhajas del valiente entrando en su casa, si antes no atare al valiente y entonces saqueará su casa.
Mar 3:28 De cierto os digo que todos los pecados serán perdonados á los hijos de los hombres, y las blasfemias cualesquiera con que blasfemaren;
Mar 3:29 Mas cualquiera que blasfemare contra el Espíritu Santo, no tiene jamás perdón, mas está expuesto á eterno juicio.
Mar 3:30 Porque decían: Tiene espíritu inmundo.

Mar 3:31 Vienen después sus hermanos y su madre, y estando fuera, enviaron á él llamándole.
Mar 3:32 Y la gente estaba sentada alrededor de él, y le dijeron: He aquí, tu madre y tus hermanos te buscan fuera.
Mar 3:33 Y él les respondió, diciendo: ¿Quién es mi madre y mis hermanos?
Mar 3:34 Y mirando á los que estaban sentados alrededor de él, dijo: He aquí mi madre y hermanos.
Mar 3:35 Porque cualquiera que hiciere la voluntad de Dios, éste es mi hermano, y mi hermana, y mi madre.

1Pe 1:3 Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos ha regenerado en esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos,
1Pe 1:4 Para una herencia incorruptible, y que no puede contaminarse, ni marchitarse, reservada en los cielos
1Pe 1:5 Para nosotros que somos guardados en la virtud de Dios por fe, para alcanzar la salud que está aparejada para ser manifestada en el postrimero tiempo.

1Pe 1:6 En lo cual vosotros os alegráis, estando al presente un poco de tiempo afligidos en diversas tentaciones, si es necesario,
1Pe 1:7 Para que la prueba de vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual perece, bien que sea probado con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra, cuando Jesucristo fuera manifestado:
1Pe 1:8 Al cual, no habiendo visto, le amáis; en el cual creyendo, aunque al presente no lo veáis, os alegráis con gozo inefable y glorificado;
1Pe 1:9 Obteniendo el fin de vuestra fe, que es la salud de vuestras almas.

Stg 1:21 Por lo cual, dejando toda inmundicia y superfluidad de malicia, recibid con mansedumbre la palabra ingerida, la cual puede hacer salvas vuestras almas.
Stg 1:22 Mas sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos á vosotros mismos.
Stg 1:23 Porque si alguno oye la palabra, y no la pone por obra, este tal es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural.
Stg 1:24 Porque él se consideró á sí mismo, y se fué, y luego se olvidó qué tal era.
Stg 1:25 Mas el que hubiere mirado atentamente en la perfecta ley, que es la de la libertad, y perseverado en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, este tal será bienaventurado en su hecho.

Hch 2:41 Así que, los que recibieron su palabra, fueron bautizados: y fueron añadidas á ellos aquel día como tres mil personas.

Hch 2:42 Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, y en la comunión, y en el partimiento del pan, y en las oraciones.
Hch 2:43 Y toda persona tenía temor: y muchas maravillas y señales eran hechas por los apóstoles.
Hch 2:44 Y todos los que creían estaban juntos; y tenían todas las cosas comunes;
Hch 2:45 Y vendían las posesiones, y las haciendas, y repartíanlas á todos, como cada uno había menester.
Hch 2:46 Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y con sencillez de corazón,
Hch 2:47 Alabando á Dios, y teniendo gracia con todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día á la iglesia los que habían de ser salvos.

Author: IBM San Miguel