EL CANTO DE SIMEÓN: LUCAS 2 : 21 AL 38

EL CANTO DE SIMEÓN: LUCAS 2 : 21 AL 38

Dejamos a su disposición el mensaje corresponiente al Domingo 29 de Noviembre del 2015, a cargo del Pastor Adrián Andrada, esperando sea de bendición y enseñanza.

http://www.mediafire.com/listen/n8a686ql8bq3lpd/LUCAS+2+DEL+21+AL+38+EL+CANTO+DE+SIME%C3%93N.mp3

TEXTO DE LA BIBLIA:
Luc 2:21 Y pasados los ocho días para circuncidar al niño, llamaron su nombre JESUS; el cual le fué puesto por el ángel antes que él fuese concebido en el vientre.
Luc 2:22 Y como se cumplieron los días de la purificación de ella, conforme á la ley de Moisés, le trajeron á Jerusalem para presentarle al Señor,
Luc 2:23 (Como está escrito en la ley del Señor: Todo varón que abriere la matriz, será llamado santo al Señor),
Luc 2:24 Y para dar la ofrenda, conforme á lo que está dicho en la ley del Señor: un par de tórtolas, ó dos palominos.

Luc 2:25 Y he aquí, había un hombre en Jerusalem, llamado Simeón, y este hombre, justo y pío, esperaba la consolación de Israel: y el Espíritu Santo era sobre él.
Luc 2:26 Y había recibido respuesta del Espíritu Santo, que no vería la muerte antes que viese al Cristo del Señor.
Luc 2:27 Y vino por Espíritu al templo. Y cuando metieron al niño Jesús sus padres en el templo, para hacer por él conforme á la costumbre de la ley.
Luc 2:28 Entonces él le tomó en sus brazos, y bendijo á Dios, y dijo:
Luc 2:29 Ahora despides, Señor, á tu siervo, Conforme á tu palabra, en paz;
Luc 2:30 Porque han visto mis ojos tu salvación,
Luc 2:31 La cual has aparejado en presencia de todos los pueblos;
Luc 2:32 Luz para ser revelada á los Gentiles, Y la gloria de tu pueblo Israel.
Luc 2:33 Y José y su madre estaban maravillados de las cosas que se decían de él.
Luc 2:34 Y los bendijo Simeón, y dijo á su madre María: He aquí, éste es puesto para caída y para levantamiento de muchos en Israel; y para señal á la que será contradicho;
Luc 2:35 Y una espada traspasará tu alma de ti misma, para que sean manifestados los pensamientos de muchos corazones.
Luc 2:36 Estaba también allí Ana, profetisa, hija de Phanuel, de la tribu de Aser; la cual había venido en grande edad, y había vivido con su marido siete años desde su virginidad;
Luc 2:37 Y era viuda de hasta ochenta y cuatro años, que no se apartaba del templo, sirviendo de noche y de día con ayunos y oraciones.
Luc 2:38 Y ésta, sobreviniendo en la misma hora, juntamente confesaba al Señor, y hablaba de él á todos los que esperaban la redención en Jerusalem.

Author: IBM San Miguel