TRES ERRORES DE LOS DISCIPULOS Y LA CORRECCIÓN DEL SEÑOR: Lucas 9 del 43 al 50

TRES ERRORES DE LOS DISCIPULOS Y LA CORRECCIÓN DEL SEÑOR: Lucas 9 del 43 al 50

Dejamos a su disposición  el mensaje correspondiente al Domingo 30 de Octubre del 2016, a cargo del Pastor Adrián Andrada, esperando sea de bendición y enseñanza.

http://www.mediafire.com/file/zhy7liv7rg071tl/Lucas+9%3B+43+al+50+TRES+ERRORES+DE+LOS+DISCUPULOS+Y+LA+CORRECCI%C3%93N+DEL+SE%C3%91OR.mp3

TEXTO DE LA BIBLIA:

Luc 9:43 Y todos estaban atónitos de la grandeza de Dios. Y maravillándose todos de todas las cosas que hacía, dijo á sus discípulos:
Luc 9:44 Poned vosotros en vuestros oídos estas palabras; porque ha de acontecer que el Hijo del hombre será entregado en manos de hombres.
Luc 9:45 Mas ellos no entendían esta palabra, y les era encubierta para que no la entendiesen; y temían preguntarle de esta palabra.
Luc 9:46 Entonces entraron en disputa, cuál de ellos sería el mayor.
Luc 9:47 Mas Jesús, viendo los pensamientos del corazón de ellos, tomó un niño, y púsole junto á sí,
Luc 9:48 Y les dice: Cualquiera que recibiere este niño en mí nombre, á mí recibe; y cualquiera que me recibiere á mí, recibe al que me envió; porque el que fuere el menor entre todos vosotros, éste será el grande.
Luc 9:49 Entonces respondiendo Juan, dijo: Maestro, hemos visto á uno que echaba fuera demonios en tu nombre; y se lo prohibimos, porque no sigue con nosotros.
Luc 9:50 Jesús le dijo: No se lo prohibáis; porque el que no es contra nosotros, por nosotros es.

Luc 22:47 Estando él aún hablando, he aquí una turba; y el que se llamaba Judas, uno de los doce, iba delante de ellos; y llegóse á Jesús para besarlo.
Luc 22:48 Entonces Jesús le dijo: Judas, ¿con beso entregas al Hijo del hombre?

Luc 24:44 Y él les dijo: Estas son las palabras que os hablé, estando aún con vosotros: que era necesario que se cumpliesen todas las cosas que están escritas de mí en la ley de Moisés, y en los profetas, y en los salmos.
Luc 24:45 Entonces les abrió el sentido, para que entendiesen las Escrituras;
Luc 24:46 Y díjoles: Así está escrito, y así fué necesario que el Cristo padeciese, y resucitase de los muertos al tercer día;
Luc 24:47 Y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y la remisión de pecados en todas las naciones, comenzando de Jerusalem.

Sal 119:17 GIMEL. Haz bien á tu siervo; que viva Y guarde tu palabra.

Sal 119:18 Abre mis ojos, y miraré Las maravillas de tu ley.

2Co 3:12 Así que, teniendo tal esperanza, hablamos con mucha confianza;
2Co 3:13 Y no como Moisés, que ponía un velo sobre su faz, para que los hijos de Israel no pusiesen los ojos en el fin de lo que había de ser abolido.
2Co 3:14 Empero los sentidos de ellos se embotaron; porque hasta el día de hoy les queda el mismo velo no descubierto en la lección del antiguo testamento, el cual por Cristo es quitado.

Mar 9:35 Entonces sentándose, llamó á los doce, y les dice: Si alguno quiere ser el primero, será el postrero de todos, y el servidor de todos.
Mat 20:20 Entonces se llegó á él la madre de los hijos de Zebedeo con sus hijos, adorándo le, y pidiéndole algo.
Mat 20:21 Y él le dijo: ¿Qué quieres? Ella le dijo: Di que se sienten estos dos hijos míos, el uno á tu mano derecha, y el otro á tu izquierda, en tu reino.
Mat 20:22 Entonces Jesús respondiendo, dijo: No sabéis lo que pedís: ¿podéis beber el vaso que yo he de beber, y ser bautizados del bautismo de que yo soy bautizado? Y ellos le dicen: Podemos.

Mar 10:35 Entonces Jacobo y Juan, hijos de Zebedeo, se llegaron á él, diciendo: Maestro, querríamos que nos hagas lo que pidiéremos.
Mar 10:36 Y él les dijo: ¿Qué queréis que os haga?
Mar 10:37 Y ellos le dijeron: Danos que en tu gloria nos sentemos el uno á tu diestra, y el otro á tu siniestra.

Mar 9:38 Y respondióle Juan, diciendo: Maestro, hemos visto á uno que en tu nombre echaba fuera los demonios, el cual no nos sigue; y se lo prohibimos, porque no nos sigue.
Mar 9:39 Y Jesús dijo: No se lo prohibáis; porque ninguno hay que haga milagro en mi nombre que luego pueda decir mal de mí.

Flp 1:27 Solamente que converséis como es digno del evangelio de Cristo; para que, ó sea que vaya á veros, ó que esté ausente, oiga de vosotros que estáis firmes en un mismo espíritu, unánimes combatiendo juntamente por la fe del evangelio,
Flp 1:28 Y en nada intimidados de los que se oponen: que á ellos ciertamente es indicio de perdición, mas á vosotros de salud; y esto de Dios;
Flp 1:29 Porque á vosotros es concedido por Cristo, no sólo que creáis en él, sino también que padezcáis por él,

Mat 18:2 Y llamando Jesús á un niño, le puso en medio de ellos,

Mat 18:3 Y dijo: De cierto os digo, que si no os volviereis, y fuereis como niños, no entraréis en el reino de los cielos.
Mat 18:4 Así que, cualquiera que se humillare como este niño, éste es el mayor en el reino de los cielos.
Mat 18:5 Y cualquiera que recibiere á un tal niño en mi nombre, á mí recibe.

Author: IBM San Miguel