Una mente renovada

Una mente renovada

Renovaos en el espíritu de vuestra mente.

Efesios 4:23

Cuando una persona conoce a Dios, Él transforma su vida; pero a ella debe llenarla de nuevos pensamientos. Un bebé nace con una mente nueva y fresca, pero entonces en la misma se van haciendo impresiones que determinanel curso de su desarrollo. Lo mismo ocurre con un cristiano. Cuando entra en el reino de Dios, recibe una mente nueva y fresca, por lo que tiene que formar los buenos pensamientos. Por eso Filipenses 4:8 dice: «Todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad». Tenemos una mente renovada, no depravada. En lugar de esta, llegamos con una constante lucha ayudados por el Señor a una una mente llena de justicia y santidad. Y eso debe caracterizar naturalmente nuestro modo de vivir.

www.gracia.org

Author: IBM San Miguel